Home · Blog · Diseñadores : Jazmín Villar
jazmin villar

Jazmín Villar: femineidad mexicana

Jazmín es una joven tapatía que en poco tiempo ha ido escalando los peldaños del éxito. Sus estudios en Diseño Integral le han permitido disponer de un abanico de posibilidades para plasmar su creatividad en forma de joyería de autor orgánica y mexicana.

¿Cómo se origina la idea de dedicarte a la joyería?

Estudié Diseño Integral, lo que me permitió conocer las diversas ramas del diseño, incluyendo el gráfico y el industrial. Esto me ha dado una visión más amplia de los diversos métodos de fabricación de artículos. En la universidad participé en un taller de joyería que me brindó la oportunidad de especializarme entre las opciones que el mundo del diseño me ofrecía. Creo que la joyería es un área de constante aprendizaje, cada colección te aporta cosas nuevas, sobre todo en cuanto a técnicas se refiere, ya que siempre surge un aspecto a mejorar.

¿En tu familia hay joyeros?

No como tal. En mi familia, en especial las mujeres, tienen una vena artística; me rodeo de pintoras, escultoras, costureras… Considero que esto ha sido de gran ayuda en mi carrera. Por otra parte, mi mamá siempre buscó acercarme al arte, desde pequeña estuve en actividades relacionadas con la danza, que fue otra manera de experimentar las joyas, mi forma de ver la naturaleza y en general al mundo. No pertenezco a una familia joyera, contrario a la tradición de las grandes joyerías que pertenecen a varias generaciones familiares. Soy la primera que me atrevo a incursionar en este negocio y he contagiado a mi familia y amigos por el gusto de mi profesión.

¿Cuándo te iniciaste en el mundo de la joyería?

Todo inició con un concurso de Industrias Peñoles en el año 2004. Y fue hasta el año 2007 que realicé mis primeras colecciones, pasando de los bocetos sobre papel a piezas de plata. He estado exhibiendo algunas de las piezas de mis inicios en puntos de venta que ya manejo, pero a partir del año pasado es cuando comencé a planear mi estrategia para pasar de las pasarelas a la venta. Para este año 2011 tengo proyectado el lanzamiento de mi propia marca, con colecciones diseñadas para su comercialización.

¿Cómo es el proceso de la realización de tus piezas?

Inicio con el boceto y me involucro al cien por ciento en el proceso, cuento con un equipo para la fabricación de las piezas, que incluye al modelista, el vaciador y el orfebre. Ellos me apoyan en todas mis locuras y son responsables de mis producciones en pequeño, pero aún no cuento con un taller propio.

¿Qué te inspira?

Mi principal inspiración es México y todo lo que lo envuelve, creo que nuestro país cuenta con más cosas buenas que malas. Tenemos un sincretismo y una mezcla cultural muy rica, nuestra cultura no le teme al color, a adornarse. Somos alegres y no le tememos a la muerte. Justo en algunas de mis colecciones he trabajado con técnicas artesanales que bien pueden ir con piezas de joyería. No porque sean artesanía tienen que ser demeritadas; tienen mucho trabajo, diseño y estructuras que no son sencillas de realizar.

¿Con qué materiales trabajas?

Me gusta trabajar con diversos materiales y no exclusivamente la plata, aunque es un material impresionante. Trabajo con materiales orgánicos, pues creo que la naturaleza tiene mucho para dar. En la mayoría de mis piezas utilizo la plata como base, la combino con madera, pieles, esmaltes y piedras. En algunos proyectos especiales he trabajado con piedras preciosas como diamantes, piedras sintéticas, cristales Swarovsky, chaquira o sedas, aunque más adelante no descarto la posibilidad de utilizar flores naturales.

¿Qué nos puedes decir acerca de tu primera experiencia con la joyería en el concurso de Peñoles, 2004?

Participé con la colección que llame Gente. El tema del concurso ese año era México en el Tercer Milenio. Este era un tema que daba mucha libertad y en lo que a mi colección respecta, traté de resumir a dónde iba México. Para mí el sentido de este concurso y de la colección en general era «México puede cambiar y puede ser un mejor país solamente con su gente» sin culpar siempre al gobierno o bien a nuestro presidente. Trato siempre de hablar algo relacionado con nuestro país.

¿Cómo llevas acabo tus colecciones y cuántas tienes?

Me gusta hacer una familia de mis piezas. Hasta el día de hoy cuento con 15 colecciones entre las que destacan Tiare, Tati, Claro de Luna, Bosque Encantado, Sandunga, Peyote, Ojos de Dios y Catrina. Haciendo de cada una de ellas algo especial. Alguna vez alguien me dijo que mi especialidad son los brazaletes, ya que curiosamente dentro de mis colecciones siempre es la pieza de mayor impacto. Inicio por bautizar mis colecciones, lo que considero que me va dando el concepto a desarrollar.

¿Cómo defines tus piezas?

Llenas de color, siempre relacionadas con lo natural y femeninas. Intento hacer piezas que se distingan de las demás.

Tus piezas son muy femeninas, pero ¿has pensado realizar piezas para el mercado masculino?

Claro que lo he pensado, pero mi mercado meta siempre han sido las mujeres. Estoy interesada en incursionar en el mercado infantil, además, me gustaría realizar algo pensando en los adolescentes, pero principalmente me he enfocado al mercado femenino. Considero que el mercado masculino no ha sido explotado y estoy consciente que existen hombres que utilizan joyería, pero usan detalles más discretos; a diferencia de las mujeres que demandan todo tipo de accesorios .

El año pasado fuiste acreedora del galardón Nuevo Valor Minerva Fashion 2010, ¿qué nos puedes decir de esto?

La Cámara de Joyería Jalisco me hizo la invitación a participar en Minerva Fashion con 10 apariciones en pasarela, que me permitieron exhibir 10 colecciones con la libertad de dar a conocer mis propuestas. El tema central fue fantasías mexicanas, e inicie una investigación al respecto. Curiosamente estábamos en el año del bicentenario, aunque para mí México es más que un año, es cada día, ya que todos los días somos mexicanos y hacemos algo por nuestro país y nuestra sociedad.

El proceso inició con el bocetaje de las colecciones. Todo sucedió tan rápido que debía estar preparada para resolver muchos aspectos en muy poco tiempo: el vestuario, la música y finalmente el resultado final.

Cada colección tiene sus bemoles, te va enseñando lo que funciona y lo que no. En mi caso cada pieza me enchina la piel durante todo el proceso hasta el día de la pasarela, cuando cierro el ciclo más al ver mis piezas en las modelos y escuchar los comentarios sobre mi trabajo. En el caso particular de Sandunga hice una investigación profunda sobre los textiles de Oaxaca y Chiapas que a mi punto de vista son muy similares y hacen éste gran contraste de colores.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Siempre es el mismo modo de trabajar. Primero elijo un tema; luego realizo la investigación en libros, Internet, experiencias personales, textos relacionados a lo que planeo hacer y hago una lluvia de ideas de donde voy depurando. En base a eso hago investigaciones más profundas sobre el tema y es en ese momento donde hago mi selección de lo que yo considero lo más importante. Después, algunas ideas se pulen, unas son más complicadas, otras salen en el momento, pero siempre surgen de la investigación. También disfruto de escuchar música relacionada con el tema que estoy desarrollando.

Como nuevo talento en el sector joyero, ¿cuál sería tu objetivo en el gremio?

Crear una propuesta diferente y mostrarle al mundo que en México hay mucho diseño que vale la pena. Piezas de diseño representativas de nuestro país que utilizan la plata, además del trabajo de su gente. Me gustaría mostrar que existen cosas muy bellas por las que debemos sentir orgullo y plasmarlas en una joya de diseño.

Entre toda esta gama de colores que manejas, ¿cuál es tu favorito?

Creo que serían el negro y morado. No puedo decidir entre los dos ya que me gustan mucho. Aunque podría ser el negro, que siempre utilizo como base, y está presente desde mis primeras piezas.

¿Cuáles son tus pasatiempos?

El diseño en general. Desde que amanece y durante todo el día estoy diseñando. El diseño es mi base, es mi motor, es lo que me levanta todos los días. La danza me apasiona y tiene que ver con el arte. Esto ha moldeado quien soy; la danza aunada a la música, todo el día estoy escuchando música de todos los géneros porque siempre hay algo que aprender. Finalmente creo que serían el diseño, la música y la danza.

¿Admiras a alguien?

Me gusta el trabajo de algunos de mis compañeros ya que cada uno tiene una propuesta diferente e interesante, no existen buenos o malos. Admiro a la gente que se arriesga a proponer cambios, a quien se atreve a ser diferente ya que cuesta mucho hacer una propuesta y salirte de un molde, admiro a quien ve por los demás y lucha por sus ideales en conjunto y en beneficio para su comunidad, eso lo respeto mucho.

¿Qué planes tienes para el transcurso de este año?

Además de la creación de la marca JV, estoy trabajando en mis pequeñas producciones. También mi sitio web que va muy de la mano con el lanzamiento de la marca. Tendré presencia en varios eventos… estoy planeando con un grupo de amigos diseñadores realizar más adelante algunas pasarelas. Creo que lo más importante es el lanzamiento formal de la marca. Estoy planeando buscar algunos contactos para llevar mi diseños al extranjero, propiamente a Canadá y a España.

 

© 2014 JOYA MAGAZINE. Todos Los Derechos Reservados.